jump to navigation

En la puerta de Tannhäuser mayo 20, 2008

Posted by Ameth Cruz in Ciencia Ficción y Fantasía, Opinión.
trackback
Yo he visto cosas que ustedes no creerían…, atacar naves en llamas más allá de Orion. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos… se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia… Es hora de morir.

Este es el monólogo improvisado interpretado por el replicante Roy Batty, justo antes de morir, en la película de culto Blade Runner, dirigida por Ridley Scott. En el año de 1982 se estrenó lo que sería una de las películas de ciencia ficción más impresionantes en la historia del cine. Marcando una nueva era en el género siendo escuela de muchas películas que le presedieron.

Un replicante en la película es una máquina-androide, utilizada como sirviente, con cuerpo de humano, con una fuerza mucho mayor, y ni hablar de su inteligencia que supera por mucho a sus genetistas por los que fueron creados.

Llegó un momento en que estos replicantes se consideraron un peligro para la humanidad y fueron exterminados uno por uno, al quedar el último, en el momento en el que agonizaba expone el monólogo que cito al inicio del texto. Entonces, me pongo a pensar eso. ¿qué pasaría si hicieramos caso omiso a todas esas ideas, y recuerdos que nos saltan a la mente en momentos de lucides y no los archivaramos en forma alguna?, todo quedaría en el olvido.

Como Roy, muchos autores han tenido una idea, simplemente que corrieron con mejor suerte, y las archivaron en libros, películas, sonido, etc. Para que el mundo fuera capaz de compartirlas. Creando sueños que no se quedan en esta era, si no, que trasgreden los horizontes del tiempo, y los años luz de distancia, llevándonos a mundos con civilizaciones anvanzadas, con ideas impresionantes, con paisajes fantásticos, con realidades, tal vez, cercanas.

Comentarios»

1. Strange Purple Cat - mayo 20, 2008

Ah…me recuerda lo pequeña que soy en el universo y lo grande que soy en el DF.
😄
Me recuerda a aquel cuento de Assimov de “Recuerdo perdido”

2. [Reminiscence] - mayo 22, 2008

[…]con realidades, talvés, cercanas.

talvez*

3. 4573R10N - junio 11, 2008

[…]talvez

tal vez*

4. Solaria - marzo 12, 2009

[…] En la puerta de Tannhäuser. […]

5. World Builder « Solaria - marzo 12, 2009

[…] En la puerta de Tannhäuser. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s